Lo suyo no fue morir, fue morirse

Galería

Creía haberlo olvidado todo, pero seguía presente en su memoria. Cuando su cuerpo empezó a ajarse y su mente a deteriorarse, algo en su interior le dijo que debía hacer un inventario ante mórtem de lo que había sido su vida. Afloraron los recuerdos y se puso a indagar en los porqués. Se dio cuenta entonces de que estaba jodido, de que solo había sido un funámbulo de la vida venido a menos. Y se sintió como Iván Illich, el personaje de Tolstói, que se conoció demasiado tarde y lo único consciente que hizo a lo largo de su vida fue abandonarla. Eso sí, sabedor de haber malgastado todo cuanto se le había dado y que eso no se podía remediar. ¿Qué queda?, se preguntó. Nada. Y como Illich lo suyo ya no fue morir, fue morirse.

9 comentarios en “Lo suyo no fue morir, fue morirse

    • Como dijo Séneca, “La mayor parte de los mortales (…) se queja de la malignidad de la Naturaleza, por habernos engendrado para un tiempo tan breve y porque este espacio de tiempo que se nos dio se escurre tan velozmente, tan rápidamente, de tal manera, que con excepción de muy pocos, a los restantes los destituye de la vida justo cuando para vivir se están preparando”.
      Gracias por el comentario. Saludos y, sobre todo, ¡salud!

      Le gusta a 1 persona

  1. Caito

    Afortunadamente para mí, y seguramente también para los que me rodean y me sufren, me pude dar cuenta de lo hoy relatado casi a tiempo.
    El casi es pues en este caso lo que diferencia a un gilipollas completo de uno incompleto.
    Así, dejé de ser un gilipollas absoluto y continuamente para serlo solo a tiempo parcial y de modo relativo.
    Sirva como ejemplo esta media gilipollez.
    Saludos

    .

    Le gusta a 1 persona

  2. María Elena Lobeira

    Solo diré que “La Muerte de Iván Illich “, ha sido una de mis lecturas favoritas , presenta la desnudez del alma humana y lo poco que debemos esperar, de hecho lo he constatado , una de mis primeras lecturas fue “Ana Karenina “ a la que siempre pensé que por la moral de la época , Tolstoi la castiga y la avienta a las vías del tren , bueno basta de mis jilipolleces ( está bien así )

    Me gusta

  3. Violeta

    Me gusta mucho este escrito, invita a reflexionar.
    No soy amiga de inventariar, para mi lo vivido es lo vivido y ya sin juzgar.
    Tal vez el personaje de Tolstoi vivía dentro de una sociedad o familia con muy altos estándares y por eso se juzga tan duramente que prefiere morir.
    Gracias por compartir y su paciencia al permitirnos expresar nuestras opiniones aunque no escribamos ni tengamos blog.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .