Take the ‘A’ Train

Galería

Take the ‘A’ Train es un conocido estándar de jazz que compuso en 1939 el estadounidense Billy Strayhorn. Strayhorn (1915-1967), compositor de jazz, pianista, letrista y arreglista, fue uno de los más fructíferos colaboradores de Duke Ellington durante casi tres décadas. Lo compuso en 1939, cuando Ellington le ofreció trabajo y le dio dinero para que viajase de Pittsburgh, donde residía, a Nueva York. También le dijo que una vez en Nueva York tomase el tren A, cuya línea se había inaugurado en 1936 y efectuaba un trayecto que iba desde el este de Brooklyn hasta el norte de Manhattan pasando por Harlem. Y así nació Take the ‘A’ Train, tema que pronto pasó a ser la melodía con que Duke Ellington y su Orquesta iniciaban sus actuaciones y que se grabó por primera vez en 1941 en un programa de radio.

Talento

Galería

Lo cuenta el crítico musical Will Friedwald en la magnífica película documental, dirigida por Leslie Woodhead, Ella Fitzgerald: Just One of Those Things (2018).

El avispado productor y empresario musical Norman Granz (1918-2001), quien tenía una visión del jazz y del mundo del espectáculo como nadie, fue el responsable que Ella Fitzgerald abrazara el bebop allá por 1952 y grabara esos maravillosos álbumes con canciones de algunos de los grandes compositores del Great American Songbook como Cole Porter, Duke Ellington, George Gershwin o Irving Berlin.

Granz era un hombre “culto” al que le gustaba especialmente la pintura y mantenía una muy buena relación con Pablo Picasso, a quien había conocido en 1968. Un día le dijo a Ella: Esta tarde he quedado con Picasso, vente y te lo presentaré. Más o menos, cito de memoria. Ella lo miró, sonrió y respondió: Esta tarde no puedo, tengo cosas más importantes que hacer. He de zurcir calcetines.

Y es que cuando se tiene talento es difícil que te la den con queso. Con lo tener talento me refiero a Ella, por supuesto.

______

En la imagen Ella Fitzgerald y Norman Granz sobre 1955 (All About Jazz.com).