Harlem Nocturne

Galería

Otro video. Hoy muy distinto al de ayer excepto en una cosa: la buena música. Harlem Nocturne, la sensual melodía que recoge el de hoy, es un estándar de jazz que compuso en 1939 Earle Hagen, al que luego añadió letra Dick Rogers, para la orquesta de Ray Noble, en la que el primero tocaba el trombón por entonces, siendo elegida por el líder de la big band, Randy Brooks, al año siguiente como su tema principal y grabada en disco. Hagen escribió la canción como un tributo al saxofonista Johnny Hodges, conocido por su trabajo en solitario con la banda de Duke Ellington.

No obstante, la popularidad que alcanzó Harlem Nocturne se debe principalmente a la grabación que llevaron a cabo The Viscounts en 1959. Tres años antes, sin embargo, la había grabado otro gran saxofonista, Illinois Jacquet (1922-2004), y como quiera que su versión es mi preferida es la que he elegido para confeccionar este vídeo acompañada de imágenes de varios clips de YouTube (Harlem Renaissance) y de la película Scarface (1932), dirigida por Howard Hawks.

My Ideal

Galería

Hoy, otro vídeo con una canción de aquellos tiempos en que se bailaba al son de una orquesta, por renombrada que fuera. Se trata de My Ideal, que compusieron en 1930 Richard A. Whiting y Newell Chase (música) y Leo Robin (letra).

My Ideal es uno de los temas que forman parte de la banda sonora de la película Sabrina, una deliciosa comedia del gran Billy Wilder estrenada en 1954 que protagonizaron Humphrey Bogart, Audrey Hepburn y William Holden. Por eso las imágenes del vídeo corresponden a ella, si bien en los fragmentos de las secuencias seleccionadas solo aparecen los dos primeros. Suena, de todos modos, unos instantes, cuando Audrey Hepburn (Sabrina) acompaña a Humphrey Bogart (Linus) a navegar en su yate, justo después de que ella cante un trocito de la canción Yes! We Have No Bananas, al poner otra canción en el tocadiscos.

La versión que suena es la que grabaron Billy Butterfield & his Orchestra con Margaret Whiting (voz) en 1942. Como dato curioso mencionar que Margaret Whiting (1924-2011) era hija de Richard A. Whiting, el autor de la melodía.

Midnight with the stars and you

Galería

Medianoche con las estrellas y contigo. Un dulce romance que recordaré toda mi vida. Toda mi vida me acompañará el recuerdo de aquella medianoche a tu lado bajo las estrellas.

Midnight with the stars and you (Medianoche con las estrellas y contigo) es una canción que compusieron Harry M. Woods (música) y Jimmy Campbell y Reg Connelly (letra) y grabó por primera vez la orquesta de Ray Noble con la voz de Al Bowlly en 1934.

Las imágenes del vídeo son de la película Lost in Translation (2003), dirigida por Sofia Coppola, con Bill Murray y Scarlett Johansson.

Ev’ry Time We Say Goodbye

Galería

Damage 2

Jeremy Irons y Juliette Binoche en ‘Damage’ (1992).

Ev’ry Time We Say Goodbye (Siempre que nos decimos adiós) es una gran canción de Cole Porter, autor –como en todas sus canciones– de música y letra. Decir que es una gran canción es algo que puede aplicarse a todas las de Porter, compositor por quien siento una gran admiración. “Si alguien inventa algún día una máquina del tiempo, quiero que me lleve justo al lado de Cole Porter”, escribió el escritor, guionista y director de cine español Ray Loriga. Espero que, si se da el caso, me haga un sitio.

Ev’ry Time We Say Goodbye fue compuesta en 1944 para su musical Seven Lively Arts y, como otras tantas suyas, proto se convirtió en un estándar de la llamada música popular, siendo interpretada y grabada por gran número de cantantes y músicos instrumentistas como Chet Baker, Shirley Bassey, Tony Bennett, John Coltrane, Ella Fitzgerald, Diana Krall, Carmen McRae, Oscar Peterson, Sarah Vaughan, Rufus Wainwright, y un largo etcétera.

La versión que he elegido para el vídeo es la que grabaron Ray Charles y Betty Carter en 1961 y se incluye en el álbum Dedicated to You, de dicho año. En cuanto a las imágenes corresponden a la película Damage (1992), dirigida por Louis Malle, con Jeremy Irons y Juliette Binoche.

I love Paris

Galería

Sin título

Zaz y Rhiannon Giddens interpretando ‘I love Paris’ (Jazzopen Stuttgart, 11 de julio de 2015).

I love Paris es una canción de Cole Porter perteneciente a su musical Can-Can, el penúltimo que estrenó en Broadway, en 1953. Can-Can se mantuvo en cartel durante casi novecientas representaciones seguidas e incluía canciones tan conocidas como “It’s All Right with Me”, “C’est magnifique” y “I Love Paris”. Esta última, incomprensiblemente, pasó a un segundo plano en la adaptación cinematográfica, que se estrenó en 1960 con el mismo título, dirigida por Walter Lang, y con un reparto encabezado por Frank Sinatra, Shirley MacLaine, Maurice Chevalier, Louis Jourdan y Juliet Prowse.

I love Paris, una ‘declaración’ de amor a la capital francesa, invita al optimismo, al goce, como el cancán. Por eso me encanta esta versión de Zaz –cantante cuya fuerza vocal y frescura transmiten alegría, inyectan vida, como la canción– que ofreció durante el concierto que dio en el festival Jazzopen de Stuttgart el 11 de julio de 2015. Un concierto de lujo para el que contó con el acompañamiento de la SWR (Radio Alemana del Sudoeste) Big Band, una magnífica orquesta con músicos altísima calidad y, para el tema que nos ocupa en concreto, también de Rhiannon Giddens, cantante, violinista e intérprete de banjo, estadounidense, con la que se marca un excelente scat.

En fin, que lo disfruten. No me cabe duda de ello.

¡Amor en venta!

Galería

Cap

Una canción de Cole Porter siempre es una buena canción, y toda buena canción ha de tener buena melodía y buena letra. Porter hacía las dos cosas: la música y la letra siempre eran suyas.

Love for Sale (Amor en venta) la compuso en 1930 para su musical The New Yorkers. En ella describe el amor desde el punto de vista de una prostituta durante los años de la ley seca, un “amor en venta: joven y apetitoso”. Durante décadas, las cadenas de radio estadounidenses se negaron a emitir la canción.

La versión del tema que he elegido para el vídeo es la que grabó Billie Holiday con su orquesta en 1952 para Clef Records, el sello discográfico de jazz estadounidense que creó Norman Granz en 1946. Las imágenes corresponden a cortes de diversos clips descargados de YouTube.

Que pasen un buen domingo.

Misty

Galería

01 - copia

Bella, bellísima, balada, una de mis canciones preferidas. Misty es un estándar de jazz que compuso en 1954 el gran pianista Erroll Garner (1921-1977), quien la grabó por primera vez en el álbum Contrasts (1955). A raíz del éxito que alcanzó, el prolífico letrista Johnny Burke le añadió letra en 1959 y ese mismo año Johnny Mathis grabó la canción en su elepé Heavenly, y su popularidad se disparó. Desde entonces ha sido grabada y formado parte del repertorio de músicos instrumentistas y cantantes como Count Basie, Wes Montgomery, Carmen McRae, Sarah Vaughan, Aretha Franklin, Frank Sinatra o Ella Fitzgerald.

La versión de esta última, que apareció en el álbum Ella Fitzgerald Sings Songs From Let ‘No Man Write My Epitaph (1960), es mi favorita. Por eso es la que suena el vídeo, vídeo que no me ha costado demasiado montar, pero la traducción… ¡Ay la traducción! Las que se encuentran en internet, incluyendo los vídeos en que la canción aparece subtitulada, son del todo inexactas y se ajustan muy poco al sentido que Burke da a determinadas palabras y expresiones. Que mal uso se hace de los traductores automáticos. ¿Cómo traducir misty? Pregunto a una amiga británica y me da un indicio de lo que puede significar en este contexto. Otro amigo, Dale, neoyorquino, me saca finalmente de dudas. Termino, pues, por traducirla como sensible. El protagonista, o la protagonista en este caso, se halla tan enamorada, tan colgada de su amado, que sin él está perdida, indefensa, y extremadamente sensible.

Puede que mi traducción no sea la mejor, pero sí creo que al menos recoge con bastante fidelidad, el sentido de la letra de Burke. Espero que les guste. La canción, desde luego, no creo que desagrade a nadie.

Que pasen un buen día.