Una felación simulada y un coño insumiso

Galería

“La historia sería una cosa demasiado estúpida sin el espíritu que los impotentes han introducido en ella” (Nietzsche). Cito mucho a Nietzsche últimamente, pero es que llevo unos días leyendo su obra La genealogía de la moral. Eso estaba haciendo esta mañana, al tiempo que almorzaba en uno de los dos bares en los que acostumbro a hacerlo. Es uno de esos bares de barrio ‘de siempre’ que suelen tener encendido el televisor aunque esté sin volumen (o muy bajo). En eso, levanto la cabeza, miro en dirección al aparato y leo –afortunadamente no se escucha– que un padre “denuncia la simulación de una felación en clase” (titular). Lo primero que me viene a la mente es: menudo gilipollas.

Ya en casa, ni me molesto en buscar en internet información al respeto. ¿Despilfarrar tiempo con tales majaderías? Eso me faltaba. Sigo pensado que se trata de un auténtico gilipollas, uno de esos del PIN, acrónimo que bien podría usarse para referirse a los Padres Imbéciles Negadores. Consideran a sus hijos propiedad privada y sobre ellos vuelcan su frustración, su agobio, su apatía, su desilusión, su tristeza, su idiocia. ¿PIN? Pim, pam, pum.

En otro momento, me fijé de nuevo en el televisor. Ahora estaban hablando de Willy Toledo. Eso decía el rótulo de la noticia. A Willy Toledo resulta que unos leguleyos de un clan que se hace llamar Asociación de Abogados Cristianos lo denunciaron por publicar en 2017 en Facebook lo siguiente: “Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso”. Y esos sentenciadores de túnica negra y gorro con flecos toman en consideración su rogativa y la acusación de presunto delito de ofensa religiosa, por el que esos leguleyos cagatintas piden 22 meses de multa para él.

Entre unos y otros estamos apañados. Menudo atajo de cretinos comehostias. Y pobres niños. Sobre todo, pobres niños. ¡Déjenlos en paz! Todos: gobierno y partidos, AMPAs y (h)ampones, instructores de la mediocridad disfrazada de enseñanza, instituciones, congregaciones y organizaciones veladoras de la mediocridad. Con sus programas, sus leyes, sus pactos y componendas, sus acuerdos y conciertos, su probada ineficacia y su avanzada imbecilidad, son los auténticos responsables de este dislate social. Son sus actuaciones las que, al dar pábulo a tales falacias con su doblez, crean un problema en donde nunca ha existido. Ya sé que su misión es asegurarse de que a la cumbre solo llegarán las personas de espíritu mezquino y poco originales, espíritus de idea fija, cicateros de sentimientos y codiciosos de satisfacer sus frustraciones y fantasías en los demás.

Como cantaba Brassens, “empalados de una vez por todas en sus campanarios” qué “bien que estaríamos en este mundo”. ¡La hostia! ¡Cuánto mamón! “Con acento en la n, que jode más” (san Pepe Rubianes, dixit).

9 comentarios en “Una felación simulada y un coño insumiso

  1. Caito

    La verdad es que viendo a algunos docentes no les dejaría mis hijos, ni los suyos tampoco. Que decir cuando veo a algunos padres. Complicado.
    Más parece que haga falta una escuela para docentes y otra para los padres, que para los niños, a quienes comparados con los anteriores, los veo menos necesitados de educación.
    Creo que no ha habido una época en la historia de la humanidad en la que tanto avance de la ciencia se haya traducido en tan poco progreso, y en muchos casos, lo haya hecho en retrocesos.
    Y esto tanto en el ámbito material como espiritual o como se le quiera llamar.
    Estos dos hechos que relatas no deberían de pasar de meras anécdotas sin más transcendencia, independientemente de que sean o no de tu agrado los mismos.
    Esa es la peor de las noticias, que sean noticias.
    Lo de “así como a nuestro parecer cualquier tiempo pasado fue mejor”, y lo de “¡oh tempora, oh mores!” parece que alguna vez, aunque sea por azar, tenía que ser verdad, y que mala leche que sea ahora y me haya tocado.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Pues sí, cualquier tiempo pasado fue mejor. Cosas de la imbecilidad congénita de la que hablábamos. Los genes evolucionan, y este se halla profundamente incrustado en nuestro ADN. Hemos creado las condiciones idóneas para que crezca y se desarrolle, y no creo que vaya a producirse cambio alguno al respecto, más bien al contrario.
      Te ha tocado. Y a mí. A los que vienen detrás ya ni te cuento.
      Saludos, Caito.

      Me gusta

  2. La frase que alumbró Willy Toledo en Facebook creo que fue más con intención provocadora (y lo ha conseguido) que el producto de un desahogo insuperable. Conscientemente la esculpió, palabra a palabra, en su esfuerzo por hacer un monumento insuperable a la chocarrería, ramplonería y mal gusto. En mi opinión lo consiguió con creces. De lo ya no estoy tan seguro es que ese sea el mejor modo de ejercitar la libertad de expresión. No nos hemos bajado del árbol para esto.
    Pero en fin, de todo debe haber en la viña del señor, y es bueno que así sea, la diversidad es fértil.
    Grande es la bandera de la libertad y mucho tapa.

    Lo de el PIN parental es “de otra división” y merece extenderse más de lo que este ámbito permite. A su lado, las salidas de Willy Toledo son inocentes diabluras.

    Le gusta a 1 persona

    • No tengo muy claro que libertad y expresión se relacionen. Hablar de ‘libertad de expresión’ no deja de ser, a mi juicio, una redundancia. Doy por supuesto que cada uno es libre de manifestarse como le plazca. Ni tan solo lo consideraría un derecho si por derecho entendemos el ‘conjunto de principios, preceptos y reglas que rigen las relaciones humanas en toda sociedad civil, y a los que deben someterse todos los ciudadanos’.
      Cosa distinta son las formas. Comprendo que haya quien se sienta molesto, ofendido, por las palabras de Toledo (uno de muchos casos más), pero el hecho de criticar lleva implícita tal posibilidad. Judicializar estas cosas es un dislate que da pie a que haya siempre quien determine qué se puede decir y qué no, y de qué modo. Y eso no es ‘libertad de expresión’.
      Claro que al lado del PIN las declaraciones de Toledo son una ‘inocente diablura’, pero si se empieza por penalizar una simple diablura se propicia que todo lo que no entre dentro de los cánones de la convención social pueda considerarse ‘herejía’.

      Le gusta a 1 persona

  3. Atento a las manifestaciones que nos ocupan, mi desacuerdo se refiere puramente al aspecto formal. Históricamente ya estamos bien servidos de inquisidores, censores, represores y, lo peor, adoctrinadores. Por mi parte, soy un profundo convencido de que la libertad (de todos sus apellidos prefiero el de libertad “de pensamiento”) es el bien más preciado del ser humano y así lo he defendido; por ejemplo,
    https://hechoderetazos.wordpress.com/2016/10/12/solo-hay-una-libertad-la-de-pensamiento/

    Pero también creo que somos, en una parte muy sustancial, forma. Y, en este caso, no me refiero tanto a las palabras en sí, a su zafiedad, sino a lo que llevan implícitas de desconsideración y falta de respeto hacia el que piensa o siente diferente. Nadie está en posesión de la verdad, no se puede ir de sobrado por la vida. Aunque esta vez, como creo, Toledo solo quisiera provocar, llamar la atención, criticar al sistema. A veces se piensa que el fin justifica los medios. Y puede que así sea; todo es relativo.
    Salud

    Le gusta a 1 persona

    • De pensamiento, de opinión, de expresión… Me parece prácticamente lo mismo. ¡Faltaría más que uno no pudiera pensar cualquier cosa que su mente llegue a imaginar!
      Claro que nadie está en posesión de la verdad. No hay una verdad absoluta. Por eso, lo que para unos es zafio para otros puede no serlo. A mí me parecen zafias, y ofensivas, las declaraciones que hizo hace poco el presidente de la CEOE diciendo que subir el SMI a mil euros “es una barbaridad”. Por la razón que apuntabas: por “lo que llevan implícitas de desconsideración y falta de respeto”. Lo dice un tipo que gana 300.000 euros al año. Este sí va de sobrado. Ante un caso así, ni discuto ni razono. Directamente le digo que es un cretino, que su sola presencia me ofende, que se vaya a la puta mierda. Sin gentuza así viviríamos mejor. Y me paso ‘sus’ formas y ‘su’ educación por el forro. No son las mías.

      Me gusta

  4. No sé yo si la libertad de pensamiento se queda en “pensar cualquier cosa que la mente llegue a imaginar”. Pero no es cuestión de dilatar más el intercambio de pareceres, que para mí ha sido fructífero, siempre se aprende, y puede servir de reactivo, por ejemplo, para una entrada de blog.
    Salud

    Le gusta a 1 persona

    • Sensata decisión. Para mí también ha sido fructífero, pues me hace reflexionar sobre este asunto, lo que, necesariamente lleva al tema de la condición humana, nuestra manera de comportarnos y la generalizada aceptación de este modelo de sociedad como único posible, algo que me preocupa desde hace tiempo, sobre el que tengo infinidad de anotaciones y reflexiones (mías y de otros), pero para el que sigo sin tener respuesta. Me resultan muy útiles, pues, este tipo de intercambio de opiniones que hacen que me cuestione a mí mismo.
      Saludos y ¡salud!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .