Etiquetas

, ,

brasil_canciones-i

opera10.com.br

Si es usted uno de esos como yo a quien le embriaga y cautiva los sentidos la música brasileña, especialmente la bossa nova, me atrevo a afirmar que van disfrutar con esta entrada de hoy, que abre una serie de seis dedicadas a ella que iré publicando durante los próximos días. Otra cosa es que no le convenza mi criterio a la hora de seleccionar las versiones de las treinta canciones con las que me quedado tras visionar centenares de vídeos de música popular brasileña, y seguro que me quedo corto y han sido más. El criterio ha sido muy simple: aquellas versiones que más me gustan de las canciones que más me gustan. Obviamente, de entre los vídeos que hay disponibles para su inserción. Todo ello supeditado, puede que con alguna excepción, a la calidad de sonido e imagen de los mismos. Asimismo, he intentado, e igualmente he hecho alguna excepción, que los vídeos no fueran de fotografías y/u otras ilustraciones y que, en lo posible, se pudiera apreciar la singularidad y la personalidad musical de cada intérprete, o intérpretes, seleccionados también mayormente en función de mi particular gusto.

Las treinta canciones aquí recogidas no pretenden, por tanto, ser una especie de antología de la música popular brasileña representativa de la evolución de la misma, aunque las haya ordenado cronológicamente (según el año que fue compuesta cada una). En todo caso, sería una compilación personal de las treinta versiones que más me han gustado –de acuerdo con las consideraciones apuntadas– de una larga lista de excelentes melodías que darían no para elaborar unas cuantas entradas, sino un blog entero que difícilmente tendría final.

Vamos ya con la primera entrada, y con las cinco primeras canciones. Como expresión cultural de las clases populares que era, la samba no fue aceptada en sus inicios como parte de la cultura oficial, llegando a suceder en ocasiones incluso que la policía confiscara las guitarras de los sambistas. Pero el auge de los carnavales –que no tendrían sentido sin la samba– y la consagración a nivel popular de algunos músicos, como Pixinguinha, cambió las cosas. De Pixinguinha (1897-1973) escuchamos su famoso tema Carinhoso –que compuso entre 1916 y 1917 y al que luego puso letra João de Barro– en la magnífica versión que nos ofrecen Paulinho da Viola y Marisa Monte.

Ary Barroso (1903-1964), compositor brasileño, precursor de lo que podríamos llamar pre-bossa nova, popularizó la música brasileña con canciones como Aquarela do Brasil, al tiempo que compuso muchas canciones para las películas que Carmen Miranda rodó en Hollywood en las décadas de 1940 y 1950, que tanto contribuyeron a dar la imagen de un Brasil idílico, ‘tierra de samba y pandero’. Aquarela do Brasil la compuso en 1939 para la revista musical Joujoux & Balangandans. Tras no pocas indecisiones, he terminado decantándome por la versión del carioca Francisco Alves, el primero que la grabó, ese mismo año. Esta es una de las excepciones a que antes me refería.

Dorival Caymmi (1914-2008) es uno de los más influyentes cantautores de la música popular brasileña y su contribución resultó decisiva en el surgimiento de la bossa nova. “Dorival es genio universal. Cogió la guitarra y orquestó el mundo”, escribió en el prefacio del songbook a él dedicado Antonio Carlos Jobim. Sus sambas-exaltação, con temas que abordaban la cultura propia del país más allá de su adscripción a un folclore específico, la samba se convirtió en un género cada día más aceptado. Como dice la letra de Samba da minha terra (1940), “Quem não gosta de samba / bom sujeito não é / é ruim da cabeça / ou é doente do pé” (Quien no gusta de la samba / no es buena persona / o está mal de la cabeza / o enfermo de los pies). La interpretan Diogo Nogueira, Danilo Caymmi y Nelson Rufino en un programa de la televisión brasileña de 2012.

Caymmi también es el compositor de la popularísima Você já foi à Bahia? (1941), que escuchamos en versión de Danilo Caymmi, hijo de Dorival, cantante y compositor, con Cláudio Nucci, cantante, compositor, violinista y productor brasileño.

Finalizamos esta primera entrega con una canción de 1947. Quedaba aún diez años largos para que se estrenara el primer tema que se considera una bossa nova, pero esta pre-bossa nova auguraba un futuro más que prometedor de esta maravillosa música que es la música popular brasileña. La canción es la conocida Bahia com H, composición de Denis Brean (Augusto Duarte Ribeiro) que grabó ese año Francisco Alves y fue después regrabado por João Gilberto, Caetano Veloso y Gilberto Gil, formando parte del disco Brasil, de 1981. A este corresponde otro de esos pocos casos –hoy han coincidido dos– en que he tenido que optar por un vídeo con imagen fija. Esta vez, la razón es que no encuentro mejor versión que la que sigue.

Deseo que –aunque no sean melómanos brasileños– hayan sido de su agrado estas primeras cinco versiones de ‘mis treinta canciones brasileñas’. Continuará el domingo con cinco más.

Que les vaya bien (o lo mejor posible).

Publicada originalmente en: https://musicadecomedia.wordpress.com/2017/11/17/brasil-30-canciones-i-1-5/