Mareta, mareta

Galería

Mareta, mareta es una nana documentada en el ámbito del actual País Valenciano desde principios del siglo XVIII que probablemente proviene de la localidad de Aigües (L’Alacantí).

La versión que suena en el vídeo es de la músico, compositora y pedagoga catalana Dámaris Gelabert (Barcelona, 1965), especializada en la música infantil. Las imágenes pertenecen a la película documental Babies (2010, Bebés). Dirigida por Thomas Balmes, sigue el crecimiento día a día de cuatro bebés, que viven en diversos puntos del mundo (Namibia, Mongolia, Japón y Estados Unidos) desde su nacimiento hasta que dan sus primeros pasos.

Mareta, mareta és una cançó de bressol documentada a l’àmbit de l’actual País Valencià des de principis del segle XVIII que probablement prové de la localitat d’Aigües (l’Alacantí).

La versió que sona al vídeo és de la músic, compositora i pedagoga catalana Dàmaris Gelabert (Barcelona, ​​1965), especialitzada en la música infantil. Les imatges pertanyen a la pel·lícula documental Babies (2010, ‘Nadons’). Dirigida per Thomas Balmes, segueix el creixement dia a dia de quatre nadons, que viuen en diversos punts del món (Namíbia, Mongòlia, Japó i Estats Units) des del seu naixement fins que fan els primers passos.

Those Were the Days

Galería

Había una vez una taberna en la que solíamos tomar un par de copas.

Recuerdo cómo nos reíamos durante horas y pensábamos en todas las grandes cosas que haríamos.

¡Qué tiempos aquellos!, amigo mío. Creíamos que nunca terminarían, que cantaríamos y bailaríamos siempre y que un día viviríamos la vida que elegimos, que lucharíamos y nunca perderíamos.

Éramos jóvenes y estábamos convencidos de cuál era nuestro camino.

Luego, ocupados, los años pasaron muy de prisa. Perdimos las grandes esperanzas en el camino.

Esta noche me detuve frente a la taberna. Nada parece ser como era.

Oh, amigo mío, somos más viejos, pero no más sabios, porque en nuestros corazones los sueños siguen siendo los mismos.

¡Qué tiempos aquellos!, sí. ¡Qué tiempos!

Fàtima

Galería

Una història com la vida real. La història de la infeliç Fàtima, oriental prostituta, lànguida y sensual, que un destí cruel i una mare desnaturalitzada la portaren a la mort, en una nit d’horror, sota la daga d’un vil assassí.

Una historia como la vida real. La historia de la infeliz Fátima, oriental prostituta, lánguida y sensual, a la que un destino cruel y una madre desnaturalizada la llevaron a la muerte, en una noche de horror, bajo la daga de un vil asesino.

Embraceable you

Galería

Embraceable You es una bellísima canción que compusieron en 1928 George Gershwin (música) y su hermano Ira (letra). Dos años después fue incorporada a su musical de Broadway Girl Crazy (1930). La interpretaba Ginger Rogers. Era su debut y fue también su lanzamiento a la fama. Pronto se convirtió en un estándar que ha conocido innumerables versiones, estupendas la mayoría, de músicos como Chet Baker, Nat King Cole, Bill Evans, Billie Holiday, Charlie Parker, Sarah Vaughan, Ben Webster o Dianne Reeves.

La versión de Embraceable You que he elegido para este vídeo es la que grabaron en 1984 Frank Sinatra y Lena Horne y que se incluye en el magnífico álbum Frank Sinatra and Lena Horne. No solo porque es una de las mejores versiones, sino también porque creo que se adapta perfectamente a las imágenes del par de secuencias de las que me servido para elaborar el vídeo, pertenecientes a la película Don’t Look Now.

Acerca de esta, cuentan las crónicas rosa de Hollywood que alguien le preguntó a Warren Beatty, entonces pareja de Julie Christie, qué le parecía la alta carga erótica de la escena que su mujer estaba rodando en Londres con Donald Sutherland. Era en 1972. Betty sabía, obviamente, que Julie estaba en Londres rodando la película Don’t Look Now, dirigida por Nicolas Roeg. Quiso entonces averiguar más detalles acerca de la escena en cuestión y, cuando se enteró de que tórrida era poco para describirla, cogió tal cabreo que voló enseguida a Londres y exigió que fuera eliminada del montaje final de la película. No lo consiguió y Don’t Look Now se estrenó al año siguiente, 1973, con la famosa escena. Era un coito simulado, no una escena de sexo real, aunque lo parecía, y de lo más explícita. Tanto que la British Board of Film calificó el filme con la X reservada al cine pornográfico.

Igual yo hubiese reaccionado del mismo modo que Betty, pues en aquellos momentos tenía 17 años y estaba prendado de Julie Christie tras haberla visto en Doctor Zhivago. Pero no me enteré. En España la película no se estrenó hasta febrero de 1975, con el título Amenaza en la sombra, y sin la escena (eliminada por la censura), escena que nunca había visto hasta que la descubrí cuando se me ocurrió confeccionar este vídeo.

I Can’t Give You Anything but Love, Baby

Galería

I Can’t Give You Anything but Love, Baby es una canción que compusieron en 1928 Jimmy McHugh (música) y Dorothy Fields (letra). Se estrenó en el espectáculo de Broadway Blackbirds of 1928. Fue un éxito, se convirtió en un estándar de jazz y se sucedieron las grabaciones.

La versión del vídeo es la que grabó Billie Holiday en 1936. A principios de la década de 1930, Billie cantaba regularmente en algunos clubes de Nueva York. El conocido productor John H. Hammond se interesó por ella, le presentó a Benny Goodman y este, entusiasmado con su voz, la invitó a grabar algunos discos con él en 1933. Luego, grabó también con Teddy Wilson y fueron estas grabaciones las que le proporcionaron fama y le consiguieron contratos para las famosas orquestas de Count Basie (1937) y de Artie Shaw (1938), en la que por primera vez una cantante negra formó parte de una orquesta de blancos.

Entre los temas que grabó con la Orquesta de Teddy Wilson figura I Can’t Give You Anything but Love, Baby, una grabación histórica, pues, con una joven Billie Holiday.

Dos años después, en 1938, se estrenaba la magnífica película de Howard Hawks Bringing Up Baby (1938, La fiera de mi niña), con Katharine Hepburn and Cary Grant. I Can’t Give You Anything but Love, Baby es una de las canciones de su banda sonora. La cantan a capela Hepburn y Grant cuando intentan encontrar al leopardo, que se llama Baby (por eso no he traducido la palabra en los subtítulos del video), y también suena en otros momentos del filme (no la versión de Billie Holiday). Yo he mezclado la versión de Holiday con fragmentos de la película y, bueno, espero que les guste.