Ahora va y me acusan de incitación al odio

Galería

A mí. Al menos eso me dice YouTube, que ha retirado un vídeo que subí porque “infringe nuestra política sobre incitación al odio”. Nada tengo en contra del odio. Es un sentimiento muy humano y me identifico completamente con Bakunin cuando escribe: “Hemos amado demasiado tiempo, ahora queremos odiar. Sí, la capacidad de odiar es inseparable de la capacidad de amar” (Carta a su hermano Pavel: París, 29 de marzo de 1845). Ahora bien, en el caso del vídeo que nos ocupa, interpretar que este vídeo incita al odio es como afirmar que la visión de un antidisturbios incita a la ternura.

Señalan que no está permitido “el contenido que ensalce la violencia o que incite a ejercerla contra personas o colectivos concretos. Tampoco se admite el contenido que fomente el odio hacia personas o grupos por el simple hecho de pertenecer a colectivos vulnerables”. Pues bien. ¿Y qué tendrá esto que ver conmigo?, pensé cuando lo leí. Y en concreto con el vídeo en cuestión con la canción An allem sind die Juden schuld (Los judíos tienen la culpa de todo) y fragmentos de filmaciones de la época sobre el genocidio que los nazis llevaron a cabo contra los judíos, y también contra los homosexuales, los comunistas, los gitanos, los discapacitados físicos y mentales y, en general, contra todo aquel que no comulgaba con el nacionalsocialismo o no encarnaba el ideal racial ario.

An allem sind die Juden schuld (Los judíos tienen la culpa de todo) es una canción que compuso en 1931 Friedrich Holländer (o Hollaender), uno de los mejores compositores de la época dorada del cabaret berlinés durante la República de Weimar, autor también de revistas y música cinematográfica (como la de El ángel azul). Holländer era judío y en marzo de 1933, con el nacionalismo en pleno apogeo, se vio obligado a huir, exiliándose en Estados Unidos, donde continuó su carrera en el cine.

An allem sind die Juden schuld es una canción de contenido político que satiriza el antisemitismo imperante en aquellos momentos en Alemania: ‘De todo tienen la culpa los judíos. Los judíos tienen la culpa de todo’. Hollaender tomó la nelodía de la popular habanera de la ópera de Bizet Carmen (1875) y fue su primera intérprete Annemarie Hase (1900-1971), popular cantante alemana de cabaret y actriz. Tras subir los nazis al poder, se le prohibió actuar a causa de su ascendencia judía. No obstante, se quedó y el mismo 1933 fundó la Liga Cultural Judía. Sin embargo, las cosas se pusieron cada vez más peligrosas y tuvo que marcharse en 1936, trabajando en la BBC británica durante la Segunda Guerra Mundial y regresando a Berlín al finalizar esta.

El vídeo es, por tanto, justo lo opuesto a lo que YouTube afirma. Y no una vez, sino dos, pues este es el segundo vídeo que hago de An allem sind die Juden schuld. Les cuento. Me enteré de todo esto el pasado 27 de enero, día en que se cumplían 75 años de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz. Me di cuenta de la circunstancia y se me ocurrió rescatar la entrada que sobre Auschwitz publiqué hace cinco años, añadiéndole el vídeo (de cuando aún estaba activo mi blog Música de Comedia y Cabaret) con la canción de Holländer. Entonces vi que lo habían retirado por los motivos ya comentados. Dado el tiempo transcurrido, a mi reclamación siguió un ‘no-reply’. Y me puse a hacerlo de nuevo. Esta vez con mejores imágenes (ya domino mejor esto del Movie Maker) y con la letra traducida al español. Lo subí, cliqué en ‘publicar’ y redacté la entrada. Mas cuando fui a insertar el vídeo, ¡toma castaña!, otra vez lo mismo, otra ‘incitación al odio’. Esta vez tenía la posibilidad de ‘apelar’. Apelé. Aún estoy esperando respuesta. Bueno, en realidad no; no creo que llegue.

YouTube empezó hace ocho meses una “nueva política más enérgica” encaminada a “eliminar el odio y el supremacismo”. Imagino que algún algoritmo debe ser el encargado de tal menester, aunque el sitio afirma contar con diez mil empleados que se dedican a revisar vídeos. Y a ver cómo le explicas las cosas a un algoritmo o a uno de esos diez mil revisores cuya perspicacia parece ser aún menor que la de una gallina. No. Van a seguir confundiendo, parafraseando a Pessoa, los callos a la manera de Oporto con el amor.  Y jorobando a muchos más, como a un profesor de historia, rumano, que desde 2006 tenía activo su canal con cerca de 120 vídeos que usaba como material de apoyo para los estudiantes. “Esta cuenta ha sido cancelada debido a múltiples o graves violaciones de la política de YouTube que prohíbe la incitación al odio” es el mensaje que figura ahora al acceder a su canal, que según YouTube “albergaba imágenes de archivo de propaganda nazi”.

Así las cosas, decidí subirlo a Vimeo y publicarlo allí, algo que haría más veces si no fuera porque Vimeo solo te deja subir hasta 500 MB en vídeos a la semana con una cuenta gratuita. Este tiene ya 440.

En fin, aquí tienen los dos vídeos que a juicio de YouTube incitan al odio. El primero el que acabo de subir a Vimeo; el segundo el que ya se encontraba alojado en dicha plataforma. Juzguen ustedes mismos.

39 comentarios en “Ahora va y me acusan de incitación al odio

  1. Qué tiempos, a lo que estamos llegando. Yo, que soy cojo, resulta que no, que ahora soy “especial”. Bueno, seré eso, pero camino igual de mal que cuando fui discapacitado, y antes minusválido, y antes… No obstante, esto es mucho peor: denota subnormalidad cultural (grave).

    Le gusta a 2 personas

  2. Como estamos en manos de las máquinas (un “skynet” en tiempo real) y las máquinas no entienden de ironías… Estamos en manos de los algoritmos. Luego te encuentras con vídeos insoportables que con poco incitan a la idiotez y cosas espantosas (aparentemente inocentes), pero a los algoritmos les entra bien. La vida… Manuel, vete por la vía que te permite mayor libertad de expresión.

    Le gusta a 2 personas

    • Los hay, claro, pero antes que el ‘apretamiento’ prefiero buscar primero sustituir a quienes hacen posible que puedan darse este tipo de situaciones (léase partidos políticos, sus líderes y militantes y, si mucho me apuras, incluso sus votantes).

      Me gusta

  3. YouTube es una constatacion de que la vieja escena donde a Charlot una máquina le “da de comer” refregando un choclo (maíz hervido) en su boca, es ahora una “algorítmica”, aterradora y triste realidad. Mi solidaridad contigo frente a la estupidez. 🙈😫😰🤮

    Le gusta a 1 persona

  4. Te felicito por la entrada y por los vídeos; son de los que hacen reflexionar. Sobre la censura y las interpretaciones: sin que sirva de consuelo, mi blog está censurado en Facebook por no cumplir no sé qué condiciones que nunca me han terminado de aclarar. Ya sé que el mal de muchos es, tan solo, consuelo de necios…

    Le gusta a 1 persona

  5. Deplorable. No sé si interpretar ese hecho como un signo de los tiempos. Desde luego, tanto el amor como el odio son sentimientos humanos. Pero ni siquiera se trata de amputar la realidad y mostrar sólo la cara más bonita. Se trata de un juego estúpidamente peligroso. Saludos cordiales.

    Le gusta a 1 persona

    • Un signo de los tiempos. Así lo interpreto yo. De unos tiempos en que hemos abdicado del ‘arte de vivir’ y dejado todo en manos de falsificadores e ignorantes. Eso sí, voluntariamente.
      Gracias por el comentario. Afectuosos saludos y buen fin de semana.

      Le gusta a 1 persona

  6. riol.angel

    Me recuerda esto a cuando yo era pequeño… En la tele salía casi a diario los niños africanos con las barrigas hinchadas y muertos de hambre… ¿Desde cuándo no se ve eso en la tele? Triste algoritmo o empleado que no deja ver la realidad por miedo a que el que está detrás de la pantalla INTERPRETE… Esa vocación, interpretar o libre-pensar, está siendo acotada a base de algoritmos creados por… (a su imagen y semejanza)

    Le gusta a 2 personas

    • Holländer es un compositor al que adoro y al que dediqué varios artículos en mi blog Música de Comedia y Cabaret, así como también he publicado otras muchas entradas sobre la música de entreguerras del Berlín de Weimar, pues me encanta. Pero pedir a YouTube que se documente al respecto antes de cometer un destino como este es mucho pedir.
      Gracias por el comentario. Mis mejores deseos.

      Me gusta

Responder a Antonio Pavón Leal Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .