El justo medio

justo-medio

Nada de extremos, nada inapropiado. Toda virtud se mantiene en el justo medio, decía Agustín de Hipona. Hemos de ser virtuosos, prudentes, pacientes, moderados, preferir siempre el justo medio a los extremos, los que no son unos viciosos, unos desordenados, unos intolerantes, unos amorales, unos seres despreciables que no saben vivir en sociedad, hay que ser corteses y educados incluso con los que solamente creen en el justo medio, los moderados, los comedidos, los cobardes, los apáticos, los miedosos, los muertos vivientes, qué más da. Unos y otros no tenemos más remedio que encontrarnos, pero haremos como que no nos vemos. O miraremos hacia otro lado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s